La terapia de integración sensorial está diseñada para ayudar a los chicos que tienen dificultades de procesamiento sensorial (algunas personas las denominan “trastorno de integración sensorial”), exponiéndolos a la estimulación sensorial de manera estructurada y repetitiva. La teoría que la sustenta es que con el tiempo el cerebro se adaptará y permitirá que los chicos procesen y reaccionen a las sensaciones más eficientemente. Actualmente, estamos creando una habitación en nuestra Asociación donde podremos trabajar con los niños y niñas, las dificultades de procesamiento sensorial en función de las características de cada uno.

Actualmente muchos terapeutas ocupacionales utilizan este tipo de exposición como parte de un tratamiento más amplio de “dieta sensorial”. La dieta sensorial no solo incluye cosas como el tratamiento del equilibrio, la terapia de movimiento y la exposición estructurada a estímulos sensoriales, sino que también diseña cuidadosamente actividades físicas y adaptaciones de acuerdo a las necesidades del niño.

La rutina de actividades de una dieta sensorial se ajusta a las necesidades y al horario de su hija. Pueden llevarse a cabo en sesiones de terapia y en la casa bajo su supervisión.

Por ello es importante conocer otras opciones de tratamiento y saber qué hacer si le preocupa que su hija pudiera tener dificultades del procesamiento sensorial.

Además, infórmese sobre las estrategias que puede probar en la casa, incluyendo maneras de ayudar a su hija a manejar:

1. La sensibilidad al ruido.Los chicos que batallan con dificultades del procesamiento sensorial pueden ser muy sensibles al ruido. Esto causa que desde ir al supermercado hasta un simulacro de incendio en la escuela sea un reto. Los médicos de su hijo pueden ayudarlo a encontrar soluciones a largo plazo, pero por lo pronto aquí hay algunas maneras de ayudarlo a manejar su sensibilidad al ruido.

2. La sensibilidad tactilLos chicos con dificultades del procesamiento sensorial  pueden tener mucha o muy poca sensibilidad al tacto. Esto puede hacer que todo sea un reto, desde comer comidas con texturas distintas hasta bañarse. Estas son algunas maneras para ayudar a su hijo a lidiar con la sensibilidad táctil.

3. La sensibilidad al gusto: Los chicos con dificultades del procesamiento sensorial pueden ser demasiado sensibles a los sabores y los olores, desde especias para cocinar y pastas de dientes con sabor a menta, hasta champús con fragancias. Un terapeuta ocupacional puede ayudar a su hijo a desarrollar habilidades para manejarlas. También hay actividades que puede realizar en la casa para ayudar.

4. La sensibilidad visual: Los chicos con dificultades del procesamiento sensorial pueden ser demasiado o muy poco sensibles a la estimulación visual. Esto puede hacer que todo sea un reto, desde estudiar hasta quedarse dormido. Estas son algunas maneras de ayudar a su hija a sobrellevar la sensibilidad visual.

Por Amanda Morín. Si queréis ampliar la información de como mejorar las dificultades sensoriales pueden visitar la página web siguiente: https://www.understood.org

Poco a poco iremos colgando actividades y fotos para compartir con vosotros los avances que vamos obteniendo gracias a este espacio innovador y tan necesario para nuestros niños.

 "Tablero Sensorial" que hemos realizado manualmente, esperamos que os guste y si queréis uno, podéis poneros en contacto con nosotros. En el panel aparecen diferentes objetos que utilizamos en el día a día como diferentes tipos de telas y texturas. Busca activar los sentidos a través de la Estimulación. Actividad que ha gustado mucho entre los más pequeños y no tan pequeños.